28/7/13

El silencio de don Baruj


Callado ha estado don Baruj últimamente. Sentado en su rincón preferido, observa. Nos mira ir y venir a los que entramos y salimos del café, ocupados cada cual con lo suyo. Nos observa y, de cuando en cuando, anota algo en su libreta de bolsillo.

Don Baruj, nuestro filósofo de café, el vejete atenporal que dice haberlo visto todo y todavía sigue mirando en torno porque el todo es infinito e insondable, lleva callado muchos días y a algunos hasta les parece un tanto huraño.


--A veces es mejor callar--nos dice, sin más explicaciones, cuando le preguntamos por su silencio de estos días. 


--Y sí--comenta sobre su afirmación de haberlo visto todo--lo he visto todo; pero claro, ya se sabe cómo los lentes se empañan a veces y a veces la luz en contra encandila o uno mismo, sin quererlo pestañea o, queriéndolo, se lleva  las manos a los ojos (tiene que hacerlo) o simplemente los cierra. Nadie duerme con los ojos abiertos.


--Casi siempre es mejor callar--concluye.

2 comentarios:

Ramiro Rodriguez dijo...

Los seres humanos deseamos hablar para ser escuchados, pero a veces es necesario guardar silencio para escuchar. Callar es una virtud que no todos tenemos. Don Baruj habla con sabiduría.

Anónimo dijo...

Creo que si don Baruj tiene un blog, don Baruj debería ser un poco más comunicativo. El propósito del blog es el de educar y comunicar un mundo que con el paso del tiempo se constriñe más dadas las estupices de lo “políticamente correcto” hoy en día.

Sí, el silencio tiene su lugar pero no en un blog. Don Baruj, yó como uno de sus lectores más afamados, le pido que por favor no guarde silencio en un medio que exige la voz más alta que usted y el resto de nosotros podamos expresar.

¡Por favor le pido que sea parte de la solución y no parte del problema!

Con mi afecto de siempre,

André